Este blog es un lugar para dar a conocer pequeños detalles de la Historia, englobando campos muy diversos, pero a la vez relacionados entre sí.Exponer de acuerdo con determinados principios y métodos, los acontecimientos y hechos que pertenecen al tiempo pasado.

miércoles, 27 de enero de 2016

El Código de Hammurabi


En un primer momento, hay que hacer hincapié en que éste código se desarrolló en la Babilonia, del año 1728 a.C. (aproximadamente).

El Código de Hammurabi fue escrito en arcadio. En un bloque de basalto de unos 2,50 m, de altura,  el contorno superior es de 1,65 m;  y 1,90 m de base. Colocado en el templo de Sippar; asimismo se pusieron otros ejemplares similares a lo largo y ancho del reino.  


En la parte superior encontramos un bajo relieve que representa a Hammurabi recibiendo el Código de Samas, dios de los oráculos y fuente inagotable de la equidad y de la justicia. El Rey se encuentra delante de la divinidad en una actitud reverente. La mano derecha cerca de la boca y la otra cruzada sobre el pecho.




Hamrnurabi fue el rey sexto de la primera dinastía y dejó fama de buen gobernante, legislador y guerrero.
El objeto de este código era homogeneizar jurídicamente el reino de Hammurabi, dando a todas las partes del reino una legislación común, se podría controlar al conjunto con mayor facilidad.
En el código no se distingue entre derecho civil y penal, es decir, se dan leyes que regulan los asuntos de la vida cotidiana y leyes que castigan los delitos. Se regulan el comercio, el trabajo asalariado los préstamos, los alquileres, las herencias, los divorcios, la propiedad, las penas por delitos de robo, asesinato, etc.
Su descubrimiento se debe a las excavaciones realizadas por una misión francesa, encabezada por M. J. de Morgan, en el montículo de la acrópolis de Susa, en diciembre de 1901. Fue llevado a París, Francia, donde el padre Jean-Vincent Scheil tradujo el código al francés. Posteriormente, el código se instaló en el Museo del Louvre, donde se encuentra en la actualidad, en París.
Inmediatamente después de las figuras del dios y del rey se halla el preámbulo, luego el Código, parte en el anverso, y parte, en el reverso. La inscripción comprendía 49 columnas, de las cuales cinco han sido. borradas. El resto se conserva intacto, salvo algunas zonas ilegibles y dañadas.
La inscripción consta de tres partes: el preámbulo, las disposiciones legales y el epílogo.
Hammurabi no sólo se distinguió como guerrero y legislador. Fue un gran gobernante y un administrador eficiente. La primera parte de su reinado estuvo dedicada a tareas de paz, a obras de defensa, a la promoción de la economía, organización de la administración y a menesteres de carácter religioso. Construyó grandes fortalezas, silos, canales de comunicación y de regadío. Desecó amplias zonas y asentó en ellas una población numerosa.
Las secciones relativas alas penas y delitos en el Código dé Hammurabi están inspiradas en la ley del talión; pero en este cuerpo legal se reconoce el principio de que únicamente el Estado es el titular de la justicia. La crudeza de la terrible sanción que reclama ojo por ojo y diente por diente, se mitiga unas veces con prestaciones pecuniarias, y otras se agrava, cuando hace recaer la penalidad en persona ajena al causante; aunque unida a éste por vínculos de. familia. Reminiscencia de épocas .pretéritas y que hace pensar en una solidaridad familiar o de grupo.
El procedimiento, tanto en lo civil como en lo criminal, descansa en normas claras y precisas. Se define la condición de los testigos y se castiga a quien intente cohecharles, así como a los magistrados. Estableciendo sanciones severas para los jueces venales o incumplidores de sus deberes.
Los contratos se han de celebrar por escrito y ante testigos, y se enumeran los casos en los cuales es permitido destruir las tablillas de la constancia.
Otras secciones del Código se hallan dedicadas a la propiedad. Se define el derecho sobre las cosas muebles, inmuebles y semovientes, la propiedad de los esclavos y la pública. Proclamándose la inalienabilidad de los bienes adscritos al cumplimiento de una función gubernamental.
La parte consagrada al derecho de familia se ocupa del matrimonio, del divorcio, de la adopción, de las participaciones de los cónyuges en el haber común y de la dote marital y paterna.
El derecho de sucesiones se encuentra también ampliamente reglamentado: legítimas, participaciones de las hijas y de los hijos naturales. Retención por parte de la viuda de los bienes dotales, su cuota en ciertos casos; usufructo en los bienes del difunto para atender a la crianza de los hijos menores. Desheredación. Sucesión en los bienes de esclavos y sacerdotisas. Reversión troncal de la dote, etc. El derecho de obligaciones regula multitud de contratos: compraventa, donaciones, préstamo, arrendamiento de bienes y servicios, etc.

CONCLUSIÓN.
Hammurabi proclama el principio de la competencia penal del Estado mediante la máxima de haber establecido su Código para administrar justicia a sus súbditos. La impartición del castigo pasaba de este modo a la plena jurisdicción estatal, con tribunales al efecto. El Estado aspiraba a imponer una pena concreta a un malhechor y a utilizar la norma como elemento de intimidación o de disuasión.
Todavía existía en el Código el derecho que asistía al individuo de castigar por su cuenta al ofensor, es lo que se llama la Ley del Talión y que sólo era aplicable a la clase superior.
Las penas, tanto económicas como las corporales, variaban según la categoría social de la persona contra quien hubiese cometido un delito.
El castigo fijado por el Estado, consistía fundamentalmente en 5 penas : pena de muerte, castigos corporales, composición económica, multas y expulsión del individuo de la comunidad.
Con Hammurabi la justicia funcionó con un sistema de doble administración jurídica, centrada en tribunales eclesiásticos sin poder ejecutivo y en tribunales locales.



BIBLIOGRAFÍA:
Código de Hammurabi, Anónimo
Franco, Gabriel; LAS LEYES DE HAMMURABI Versión española, introducción y anotaciones



2 comentarios:

  1. Muy interesante sin duda el hecho de que hace casi 4ooo años se confeccionara un "código penal" y que se quitara la potestad de castigar al agresor por parte del mismo agredido y que fuera el Estado y los tribunales quienes ejercieran esa labor, imponiendo penas legisladas para cada delito

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar