Este blog es un lugar para dar a conocer pequeños detalles de la Historia, englobando campos muy diversos, pero a la vez relacionados entre sí.Exponer de acuerdo con determinados principios y métodos, los acontecimientos y hechos que pertenecen al tiempo pasado.

jueves, 2 de abril de 2015

Arpád: creador del reino de Hungría

Hay reinos e imperios que van unidos a un personaje concreto, por ejemplo, Alejandro Magno, Palmira, Nabuconodosor II, Ramses II, Augusto, Trajano, Justiniano, Carlomagno, Oton I,  Felipe II, Isabel I, reina Victoria, Guillermo II.........ect. Muchos de estos nombres nos suenan, los conocemos, pero existen otros personajes que han quedado reducidos a las fronteras que crearon, son héroes nacionales pero que construyeron la apasionante historia de sus naciones, este es el caso de ARPAD, Príncipe  de HUNGRÍA.

Arpád Ráckeve 


Árpád, llamado el Conquistador (¿840? - 907) fue Gran Príncipe de los magiares s.IX-X. Hijo del príncipe Álmos de Hungría. El título de "Príncipe" , se utilizaba  como una convención europea para describir a un líder tribal de origen asiático. Lidero a la nación húngara desde Asia hasta Europa donde se hallaba la tierra de sus "ancestros" los hunos, para reclamarla como descendiente del rey Atila (no es probable la vinculación entre Árpád y Atila, para la época en la que los húngaros ocuparon la cuenca del Danubio, que divide la cuenca panónica, ellos mismos y todas las naciones así lo creían).



 El pueblo de los magiares (de la familia lingüística ugro-finesa), quienes venían desde las estepas del norte del Mar Negro, a Panonia, región en las llanuras adyacentes a los ríos Danubio y Tisza. Su padre el Príncipe Álmos, jefe de la tribu húngara de Megyer, había sido elegido como el comandante supremo de las siete tribus húngaras durante la ceremonia conocida como el Pacto de Sangre.

Álmos condujo a los húngaros encabezando a los otros líderes tribales. Luego de comandar varias campañas militares exitosas y de llevar a los húngaros desde la región de Etelköz en Asia Central hacia las laderas exteriores de la Cuenca de los Cárpatos, este murió sacrificado en un rito pagano para asegurar así el éxito de su hijo y su nación. Tras la muerte de Álmos, Árpád llevará a los húngaros a través del Paso Verecke en los Cárpatos en 895 y reemplazará a su padre como Gran Príncipe húngaro, Señor de los siete líderes.

Una vez llegados los magiares en la zona de los Balcanes, tras diversos enfrentamientos con las poblaciones allí asentadas, los Bulgaros, el imperio de Árpád se solidificó tras vencer a líderes menores locales, apoderándose de los restos de la Gran Moravia. Después los húngaros continuaron efectuando incursiones contra el reino de Francia Oriental (que posteriormente será el Sacro Imperio Romano Germánico), pasando a ser la nueva amenaza bárbara en Europa, quemando aldeas y tomando fortalezas. Tanto en combate en campo abierto, como en incursiones relámpagos, los húngaros parecían ser imparables. Esta situación pareció agravarse cuando los húngaros conducidos por Árpád salieron victoriosos en la Batalla de Bratislava en 907. Árpád falleció en 907; se desconoce si murió en esa misma batalla o meses después.



Un descendiente de Árpád, su bisnieto el Gran Príncipe Géza, estrechó relaciones con los cristianos occidentales y comenzó el proceso de sedentarización de los húngaros. También convirtió el linaje de Árpád en hereditario. De esta forma, surgió la dinastía de la Casa de Árpád, que gobernó Hungría hasta 1301. Y el Gran Reino Húngaro sera efectivo en su tataranieto Esteban I (proclamado santo por la Iglesia Ortodoxa) que se convirtió al cristianismo, siendo reconocido al ser ungido por el Papa como rey de los Hungaros, tras su conversión.


Arpad, el Conquistador

Principe Geza






































Esteban I de Hungría




















Fuente bibliográfica:

Magyar, Z. (2010). Az Árpád-kori szentek legendái (Leyendas de los Santos de la Era de los Árpades). Budapest, Hungría: Kairosz könyvkiadó.

Horváth, P. y Hámori, P. (2003). Történelem (Historia de Budapest), Hungría: Nemzet Tankönyvkiadó.

Nagy, L. (1993). Magyarország Európában. A honfoglalástól a közelmúltig (Hungría en Europa. Desde la ocupación de las tierras húngaras hasta el pasado cercano). Budapest, Hungría: Honffy Kiadó.

Musset, L. (1968). Las Invasiones, el segundo asalto contra la Europa Cristiana. Barcelona: Labor.

2 comentarios:

  1. Conocía la existencia de Árpad, pero no con tanto detalle. Después de leer este interesante artículo entiendo por qué los húngaros le tienen en tanta estima. Es mi primera vez en este blog y tengo que felicitar a su autora por lo bien escritos y documentados que están sus artículos. Lo pondré entre mis favoritos y lo recomendaré a mis amigos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar