Este blog es un lugar para dar a conocer pequeños detalles de la Historia, englobando campos muy diversos, pero a la vez relacionados entre sí.Exponer de acuerdo con determinados principios y métodos, los acontecimientos y hechos que pertenecen al tiempo pasado.

lunes, 6 de abril de 2015

Un edificio reflejo de la evolución en una zona rural

El patrimonio es un reflejo de la organización política, social y religiosa de un territorio que pone de manifiesto todo el entramado de una época. El patrimonio histórico-artístico es la base de nuestra conciencia colectiva e identidad.  Por eso la IGLESIA DE SANTA MARÍA DEL RÍO DE CASTROVERDE DE CAMPOS es una manifestación cultural de una zona que tuvo gran importancia entre los siglos X-XV. Esta villa fue un punto importante durante la Edad Media, que formaba parte de la frontera primero contra los musulmanes y después entre los reinos de León y Castilla.

A pesar de existir trabajos dedicados al tema, quedan pendientes estudios más amplios  sobre el arte rural en la comarca de Tierra de Campos. Así pues, en primer lugar, con esta entrada quiero mostrar las diferentes huellas de la historia de esta zona por medio de un edificio que lo refleja muy bien y, en segundo lugar, dar a conocer y poner en valor un edificio desconocido para la gran mayoría del público.

Este edificio recibirá el influjo del foco mudéjar de Sahagún, además del románico y gótico de Zamora y Palencia, y consta de diferentes elementos que se impondrán con las modas y los donativos de los señores de la villa, como los Marqueses de Astorga.  Todo ello ha dejado huella en Santa María del Río.


El contexto histórico en el que se inscribe el edificio se da durante el movimiento repoblador del  s. XII y comienzos del s. XIII , al que debe la provincia de Zamora gran parte de sus cartas forales, entre ellas las de Castroverde de Campos (1), lo que hace que esta zona adquiera una importancia  y una estabilización administrativa que da cobertura a la población, y que se conectan con la defensa y fortalecimiento  del eje viario hacia Benavente.



La villa de Castroverde de Campos aparece mencionada en un documento de 916 en el que Ordoño II cedía, entre otras muchas, las iglesias de la villa a la Catedral de León. La mención es “castrum viride”. Otra cita es  un documento de 1206, en el que se mencionan los castillos de las arras de la reina Doña Berenguela de Castilla. Después fue encomienda de la Orden de Santiago.  Apenas queda recuerdo de ello, ya que la cerca de la villa era de tapial, hoy desaparecida.  Si hace referencia a las puertas de la villa en los nombres de las rondas , posible ubicación original de estas.

En torno a la zona de Villalpando y Castroverde se agrupan varias aldeas, que desarrollan una actividad artística reflejo de esa estabilidad político-administrativa, lo que se mostrará en sus numerosos  edificios religiosos y civiles. Hoy en día, de las cinco iglesias que poseyó Castroverde de Campos  (Iglesia de San Nicolás, San Juan, Santa María la Sagrada, Santa María del Río y el Convento de La Concepción)sólo queda en pie la Iglesia a la que hago referencia  y la reconstrucción de la Iglesia de San Nicolás, en la cual se han consolidado los restos cerrando todo el edificio y restaurando la imponente torre, con acceso a la última planta, desde donde se aprecia una panorámica de la villa y sus alrededores.

En cuanto al edificio que nos concierne, la IGLESIA DE SANTA MARÍA DEL RÍO aparece documentada en el “Catálogo monumental de la provincia de Zamora”. Se trata de un edificio de planta rectangular, de una sola nave con cabecera cuadrada, con orientación Este-Oeste dado que las Iglesias siempre tienen esta orientación (por su carácter simbólico) y torre cuadrada a los pies. Se denomina así a la parte orientada hacia el Oeste- fin, omega-, debido a que el templo es imagen del cosmos y divinidad, es decir Cristo crucificado, este paralelismo viene reforzado también con los programas iconográficos medievales. Esa perfección se manifiesta por el “Homo Quadratus”, ya que los brazos en cruz se inscriben en un cuadrado, analogía que contiene el macrocosmos –círculo- y el microcosmos –cuadrado-.  Consta de dos portadas en los laterales, la principal  es la portada meridional  con portal. Aspecto robusto en el exterior, sobre todo por los posteriores contrafuertes de refuerzo que se han ido colocando.


Las partes más antiguas de la iglesia son la torre, la portada meridional y los bajos muros, de sillería de piedra basta, que  son concretamente del siglo XIII. La torre es alta de dos cuerpos con ventanas, partida en tres por nacelas (molduras), columnas finas en los ángulos, tejaroz  (alero volado) de modillones (ornamento en forma de ménsula que se coloca en un voladizo,  decorados ambos con cabezas o cogollos) y remata en un chapitel de azulejos. Las ventanas en forma de arco de medio punto agudo y las del último cuerpo  van geminadas con arquivoltas aboceladas y columnas. La portada está formada por un arco alancetado (arco apuntado muy agudo), con arquivoltas que descansan sobre tres pares de columnas, cuyos capiteles se adornan con rudos caulículos y flores de lis (formas vegetales).




En el s. XVI, en la portada, se erige delante un portal de arco estribado y cubierto con bóveda de crucería fina sobre repisas con cuadrúpedos; los arcos son el central  apainelado y de medio punto los laterales, de estilo gótico, ornamentado con flores, ramas y hojas de cardo entre animalillos que campean en amplias escotas (moldura  cóncava, continua, compuesta  de dos curvas de diferente radio)

Bóveda del portal gótico

El resto del edificio fue reconstruido posteriormente, formando una gran nave que en su interior se cruza por dos arcos perpiaños escarzanos (arco dispuesto transversalmente al eje de la nave) sobre columnas y con molduras góticas, que se terminaron en 1537 (fecha que aparece para dejar constancia), a la vez que en el púlpito aparece adherido a una de las columnas y con tallas algo groseras.


  La nave consta de tres tramos, el primero es la cabecera que se cubre con una bóveda de yeso del siglo XVII,  y que en el exterior se aprecia cómo se tuvo que elevar y reforzar esta parte para sostener dicha bóveda. El segundo tramo  es el central,  el más amplio, que va cubierto con un artesonado  (que hasta hace poco estaba pintado en blanco con cal para evitar  las epidemias del siglo XIX) que en sus pechinas (cada uno de los cuatro triángulos curvilíneos  sobre los que se sustenta una cúpula o bóveda) se desarrolla en oblicuo. Las formas talladas son romboidales y hexagonales, variando de una a otra, tallas semigóticas en los bustos, con molduraje estilo “a lo romano”. Se asientan encima del arrocabe (estribo, contrafuerte) de diez y seis lados, con pilastras en sus quiebros,  otros tantos paños o faldones caídos y muy adornados con mocárabes, cóncavos y convexos, justo en el medio del almizate (armadura mudéjar) penden tres grandes colgantes de talla figurada. Debido a las formas concuerdan con el mismo artesano que la armadura de Villamayor. Por último, el tercer tramo el de los pies es de tamaño medio, corresponde con el ancho de la torre y montado, sobre las vigas por los lados, lo cubre una armadura ochavada con pechinas y arrocabe de molduras. La ornamentación de dicha artesa es de lazo de ocho y doce ataujerado, con cintas verdugadas y un racimo de mocárabes.

Bóveda y tramo de la cabecera

Artesonado del cuerpo central de la nave

Artesonado ochavado de la parte de los pies

Lateral del artesonado de los pies 

Pinjantes (2) de artesonado de la nave principal 

Tramo de los pies

Armadura interior y techumbre
Pulpito

Retablo Mayor

Contiene en su interior piezas de importancia como una talla gótica de "Nuestra Señora", fechada entre los siglos XIII-XIV, es una Virgen entronizada sin toca, centro en la mano y niño sentada sobre sus rodillas. El estofado (los paños  que caen en pliegues se decoraban primero con una capa de pan de oro  y luego se daba color, ser rascaba después haciendo dibujos, de tal modo que aparezca el dorado) es posterior, del siglo XVI. Otra es una “Virgen con el niño” que siempre estuvo ubicada en la hornacina situada encima de la puerta de entrada al templo, en el pórtico. Actualmente se conserva en la sacristía de la iglesia, se pensó que era de piedra debido a que al estar expuesta a las inclemencias de tiempo, ha perdido su policromía pero es de madera tallada, según Jesus Cuesta, puede haberse realizado en 1572 por el escultor Bautista Vázquez, perteneciente a la escuela de Gaspar Becerra.

La pieza más característica e importante es el "SAGRARIO", perteneciente al citado escultor leonés, como se muestra en un documento del  “Archivo Histórico Provincial de Zamora". Bautista Vázquez trabajo en diversos lugares, atendiendo varios encargos a la vez. Contaba con un gran taller de colaboradores y muchas de sus obras fueron realizadas por otros escultores que trabajaban para él, de ahí que se aprecien diferentes calidades o tallas de varias manos. Sigue las guías de los llamados pintores y escultores manieristas, que copiaron las obras y los postulados artísticos a la “maniera”romana. Muchos colaboradores de Becerra en España se encargaron de expandir este nuevo estilo artístico por toda España y en la corte Felipe II se seguía esta línea, como puede verse en el Monasterio del Escorial. El manierismo romanista, o romanismo, se impuso en la pintura y en la escultura hasta llegar a un grado de uniformidad y de repetición de modelos que hace en muchos casos dificultoso atribuir una obra a un artista, especialmente si no existen documentos. En este caso el sagrario esta documentado,  se trata de una pieza de planta semicircular, decoración de columnas y cuatro relieves de la Pasión inspirados en la escuela de Gaspar Becerra. El segundo cuerpo de la custodia muestra figuras en hornacinas. En su interior muestra pinturas de estilo manierista que desarrollan la "Ultima Cena" y pasajes del "Antiguo Testamento" junto a grutescos. Respecto a esta pieza existe un estudio exhaustivo por parte de Arantzazu Oricheta García,realizado en la Universidad de León, en 1997.




 Esta iglesia ha sido abierta al culto tras 16 años cerrada por unas interminables obras de restauración. Desde el año 2013 el templo, declarado monumento BIC (Bien de Interés Cultural), ha vuelto a acoger los actos religiosos de la villa.


(1) "Los Fueros locales de la Provincia de Zamora" de Justiniano Rodríguez.
(2)  Pinjante es el motivo ornamental en forma de florón colgante en el centro de una bóveda o artesonado.


Fuentes Bibliográficas:

- Gómez- Moreno Martínez, M. "Catálogo Monumental de Zamora" , 1978 (pdf)

-  Jesús Cuesta Salado, F. Pablo Fernández Alcalá y Sarvelio Villar Herrero.«Castroverde de Campos, notas de su historia y patrimonio»,  ed. Centro de Estudios Benaventanos Ledo del Pozo, 2011

-Navarro, J. "Aportaciones al estudio de la carpintería mudéjar de Zamora ", 1982

- Ramos de Castro, G. "El Arte Románico en la provincia de Zamora", 1977

-Gutiérrez Vidal, C. " La Tierra de Campos zamorana: organización social  de un ámbito comarcal en la Edad Media. Siglos X-XV" Tesis Doctoral, Universidad de Valladolid, 2010

- Villar Herrero, S, " Castroverde de Campos: Apuntes en torno a una villa", 2003



6 comentarios:

  1. Una segunda entrada de mucha calidad. Este tipo de artículos, ayudan infinitamente a descubrir todo ese patrimonio cultural que tenemos en el medio rural

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, intento poner en valor este tipo de patrimonio que ha caído en el olvido

      Eliminar
  2. Bufff sigue así, los zoquetes como yo vamos a aprender mucho con tus artículos. Bien explicado y fácil de entender

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intento que las palabras técnicas puedan ser entendibles ;) jajaj gracias

      Eliminar
  3. Genial Mariola, sencillamente genial. Muy completito.

    ResponderEliminar